El aceite de palma

14/05/2018 1 Por admin
El aceite de palma es un aceite de origen vegetal que se obtiene del mesocarpio de la fruta de la palma. Cerca de la mitad de los productos de consumo lo contienen, según la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO). No solo comida, sino también productos de limpieza, cosméticos y biocarburantes. Posee gran cantidad de inconvenientes, ya sean medioambientales o alimentarios. Aquí os dejo unos cuantos:
  • El mayor problema que supone es el medioambiental. El clima en el que se cultiva es el tropical. Indonesia y Malasia concentran el 85% de la producción mundial. La expansión de este monocultivo (como otros) supone la deforestación de estos países así como la apropiación de tierra que pertenecen a comunidades indígenas con el consiguiente abuso de derechos humanos. La fauna también se ve afectada. La muerte de ejemplares de diferentes especies animales, como elefantes, orangutanes y tigres de Sumatra es un gran problema.

 

  • Es muy habitual encontrarlo en una amplia variedad de productos alimenticios en realidad sumamente diversos (desde galletas a pasteles, pasando por pizzas precocinadas, cremas de cacao o aperitivos salados), la realidad es que desde un punto de vista nutricional no es una opción muy saludable. El motivo principal lo encontramos en su alto contenido en grasas saturadas(concretamente en ácidos grasos saturados de cadena larga). De hecho, en torno a un 50% de las grasas presentes en el aceite de palma son saturadas. Tal y como han demostrado muchos estudios científicos, un consumo prolongado y regular de grasas saturadas influyen de forma negativa en el aumento del colesterol LDL en la sangre, lo que duplica el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Entonces, ¿debería prohibirse el uso del aceite de palma?